Ashley King, certificada como disléxica a los 9 encontró la solución para su problema en ChromaGen Spain



Ashley King es una niña de 9 años con un gran problema: la dislexia. No sabía cómo iba a poder superar este trastorno tan común, pero como la mayoría de los casos, encontró algo que se llama ChromaGen Spain.

ChromaGen Spain tiene el objetivo de ayudar a los pacientes con dislexia mejorando su capacidad lectora y su procesamiento auditivo. Esto lo logran mediante la modificación de la luz usando cristales y lentes especiales que tienen la función de filtrar las longitudes de onda de la luz. Esto genera que Ashley desarrolle mejores habilidades en la lectura.

La madre de Ashley estaba preocupada por su hija cuando vio estas mejoras en su capacidad lectora. Cuando Ashley entró a la escuela secundaria, pronto descubrió que el ambiente competitivo en el aula era demasiado para ella. Sin embargo, estos lentes le han permitido mantenerse al día con sus compañeros sin tener que pasar por los dolorosos momentos de la brecha entre ella misma y los otros estudiantes.

Después de un par de meses usando los lentes Chromagén incorporados, Ashley King se graduó en un programa oficial para obtener un certificado reconocido que demuestra su curación y ayuda para detectar el trastorno de dislexia. Esta no fue solo una gran victoria para Ashley y su familia, sino también para todos aquellos quienes padecen de esta dificultad que puede convertirse en un bache supresivo para muchas personas si no se conoce y/o trata correctamente.

Por desgracia, el uso crónico de gafas no es recomendable para adultos mayores ni para niños pequeños como Ashley. Por esta razón, Chromagen Spain ha desarrollado sus propias gafas especializada en colores específicos sin tener la necesidad de crear un filtro óptico único para la luz particular a así mejorar el procesamiento auditivo y visualmente durante el aprendizaje. Estas gafas se pueden personalizar para incluir los colores más adecuados para cada paciente individualmente. Actualmente Chromagen Spain ofrece paquetes completos para todos los niveles: desde aquellos con discapacidades leves hasta aquellos con discapacidades severas como la dislexia.

Las gafas Chromagen se han convertido en un éxito no sólo entre los pacientes con dislexia sino también entre aquellos con otros trastornos del aprendizaje como el TDAH o el autismo. Su sencillez, bajo costo (cuesta alrededor de 500-600 € por paquete), y gran efectividad viene motivando cada vez más personas a probarlas ya que los resultados podemos verlos casi inmediatamente en los pacientes tratados con ellas.

Una INEPS (Instituto Extremeño contra el Plagio) publicó recientemente el caso Ashley King quien ahora simpáticamente ofrece charlas sobre cómo solucionar evitar problemas como este en otros adolescentes que también padecen dislexia o trastornos similares. El mensaje principal nos dice “No se detengamos ante las dificultades; sigamos adelante y encontremos soluciones”. Un caso real como el de Ashley King nos muestra todo lo que se puede lograr cuando hay voluntad y optimismo con respecto a superar tales dificultades.